¿POR QUÉ MIS DIENTES SON SENSIBLES AL CALOR Y AL FRÍO?

Si tienes dientes sensibles, el cepillarte, comer, beber, o incluso el aspirar aire frío puede causarte dolor agudo y temporal en los dientes.

Los dientes se vuelven sensibles al frío y al calor cuando la parte blanda dentro del diente llamada «dentina» queda expuesta. La dentina está llena de pequeños canales que llegan directamente al nervio en el centro del diente y al estimularse el nervio causa una desagradable punzada.

Si tienes sensibilidad en los dientes, visita al dentista. El especialista puede identificar o descartar cualquier causa de tu dolor dental y te dará las recomendaciones del caso.

«Tu salud dental y la de tu familia en las mejores manos!